Wilmar Castro Soteldo

Entrevistas

1.ene.2014 / 05:01 pm / Haga un comentario

Wilmar Castro

Entre los dirigentes que participaron la semana pasada en la reunión del presidente Nicolás Maduro y el alto gobierno con las gobernadoras y gobernadores, además de alcaldesas y alcaldes de los municipios priorizados por la Gran Misión A Toda Vida Venezuela (Gmatvv), figuró el gobernador del estado Portuguesa, Wilmar Castro Soteldo. El mandatario de esta entidad, una de las más importantes en cuanto a la producción de alimentos, tiene una posición muy clara respecto a la lucha contra la violencia criminal, especialmente por el rol de los medios de comunicación: sostiene que no se puede hablar de paz mientras se idealiza al narcotraficante y al capo. También ratifica que una cosa es defender los derechos humanos de la población, y otra, quedarse de brazos cruzados ante quienes asesinan.

- Hay un sector del país que pide la pena de muerte.

- No, yo no creo que esa es la vía. No hay una sociedad en el mundo que con esa pena haya logrado disminuir el delito. Una prueba de ello es el propio Gobierno norteamericano: Tienen altísimos índices delictivos en los estados donde la pena de muerte es una de las sanciones, de los castigos. Yo creo que eso es un absurdo.

El mensaje del Presidente en cuanto al desarme de las bandas criminales o que se atengan a las consecuencias, argumenta, “es muy claro: Hay un llamado honesto, sincero, transparente para entregar estos elementos que tienen que ver con herramientas para la comisión de delitos. El no cumplimiento de esa tarea que se está haciendo de buena voluntad, de buena manera, es asumir la responsabilidad de las consecuencias que eso traiga”. Considera que el Jefe del Estado “fue claro al decir que va a ser implacable con quienes no atiendan ese llamado y que lleven adelante acciones delictivas”.

El gobernador recapitula una propuesta formulada en el encuentro con el Mandatario y con el vicepresidente Jorge Arreaza: “La necesidad de revisar a fondo el suministro de municiones a los delincuentes”, porque “llama la atención el hecho de que, con tanta facilidad, los delincuentes tengan un arsenal de municiones incluso superior al del propio funcionario policial”.

El gobernador comenta que los despachos de Defensa y de Relaciones Interiores “venían adelantando mecanismos que están establecidos en los vértices, pero que quizá no se han cumplido de manera adecuada, y que tienen que ver con el marcaje de la munición y del armamento”. Todo armamento que ingrese al país “debe tener un marcaje” para ser localizado, acota.

Wilmar CastroAPRENDER DE NUEVO

“La primera prioridad es atacar con mano fuerte las causas que generan esa cultura del miedo, del terror, de la violencia, y que se han afianzando en la conciencia de nuestro pueblo de manera estructural”, señala. “Hay que hacer un trabajo muy importante que tiene que ver con programas que nos permitan desatender ese tipo de comportamiento, y por otro lado, propuestas de carácter educativo, formativo, en todos los niveles y por todos los medios que nos permitan ir asimilando ese sistema de valores que en la Constitución está establecido para la construcción de la nueva sociedad”.

Castro agrega otro elemento, a su juicio fundamental: Fortalecer la articulación “de los distintos actores que están comprometidos con el sistema de seguridad”. Eso incluye “al cuerpo social, que es un actor fundamental en este problema”. Las estrategias diseñadas por el Gobierno Nacional en los vértices de la Gmatvv “es necesario llevarlas a la práctica con mucha más fortaleza, y mejorar los mecanismos de seguimiento y control”.

El rescate de los espacios públicos y la administración del tiempo de ocio es, también, un factor fundamental. “También entra en el plano preventivo. Estamos conscientes del esfuerzo que ha venido haciendo el Gobierno Nacional y los gobiernos regionales también hemos venido apoyando en ese sentido”, subraya.

REVISIÓN DEL SISTEMA PENITENCIARIO

Castro Soteldo evalúa como prioritaria la consolidación y dignificación de los cuerpos de seguridad. “En eso hemos avanzado muchísimo” y es “fundamental seguir haciéndolo”, con el respeto por el policía como “un maestro de ciudadanía”. Recuerda que, en su infancia, el policía era el ejemplo: “Es necesario volver a esos parámetros y fortalecerlos en función de la realidad actual, para que se convierta nuestro policía en un modelo de educación ciudadana”.

El mandatario estima imprescindible “hacer una revisión profunda del sistema judicial de nuestro país, y mejorar los procesos de articulación entre el sistema judicial, el de seguridad ciudadana y el penitenciario”. Refiere que el sistema judicial debe dar “respuesta más expedita” a las víctimas y a los victimarios.

Agrega también la revisión del sistema penitenciario, con la creación de espacios de trabajo en los centros de reclusión: “Más que ser escuelas del crimen deben convertirse en escuelas de ciudadanía”, y para ello “existen diferentes mecanismos de abordaje”, con el aporte de las iglesias cristianas. “El tema de la educación para el trabajo es fundamental que allí se lleve adelante”, así como la creación de mecanismos “para desarrollar actividades productivas”. Castro Soteldo planteó la constitución de ciudadelas en lugar de centros de reclusión “para que los privados de libertad puedan aprender a convivir, a compartir”. A su juicio, “difícilmente se va a insertar en la sociedad quien está recluido en un espacio donde permanentemente vive el afianzamiento del miedo, del terror, de la violencia, del abuso, de la injusticia”.

CULTURA DEL MIEDO

El afianzamiento de lo que Castro Soteldo define como “la cultura del miedo y del terror” está vinculado con “un tema económico y político”, porque “hay un interés claro de vender equipos de seguridad, de vender armamento, de vender municiones, de vender programas y proyectos”. Por encima de eso, el mandatario insiste en que es imprescindible “atender el tema de la cultura de la violencia” y “cómo podemos nosotros frenar esa desmedida actitud de los canales internacionales y de algunos canales nacionales que transmiten programas de violencia”.

El mandatario de Portuguesa sugiere revisar la experiencia de los canales locales, “en los que prácticamente la programación de violencia es cero” y tienen mucha audiencia y participación. “Es necesario ver experiencias, ver cómo se replica todo eso en aquellos medios que tienen mucha más penetración” y buscar soluciones para “el desaprendizaje de la cultura del terror y el afianzamiento de la cultura de la bondad”.

- ¿Plantearía una alianza con los medios de comunicación?

- Creo que es necesaria. Igual que nos reunimos los gobernantes, hay que hacer un llamado a todos los empresarios de los medios. Yo hice un encuentro con los medios impresos y audiovisuales de mi estado para abordar el tema del tratamiento de la información, y hubo una receptividad. Ha habido colaboración. En mayor o menor grado ha habido colaboración; quizá más en unos medios que en otros, pero se ha sido respetuoso en ese sentido. Hay que seguir avanzando mucho más en todo eso. Y eso no le ha quitado la libertad a los medios de informar.

- ¿Sería encontrar un equilibrio?

- Parte del hecho de conocer desde el punto de vista teórico y científico qué es la información y qué es la propaganda. Son dos conceptos totalmente distintos, y nuestros medios masivos de alguna manera han apuntado más hacia a la propaganda que hacia la información. Creo que esa no es la actitud.

PROPONE CREAR TRES POLICÍAS MUNICIPALES EN PORTUGUESA

El ministro del Poder Popular para Relaciones Interiores, Justicia y Paz, Miguel Rodríguez Torres, comenzará mañana una gira por todo el país para escuchar los planteamientos. El gobernador de Portuguesa, Wilmar Castro Soteldo, detalló que le planteará, además de las propuestas generales, la creación de tres policías municipales “en los tres municipios de mayor población y, por ende, de mayor índice delictivo”: Guanare, Araure y Páez.

El mandatario indicó que quiere comenzar el patrullaje inteligente en los tres municipios, que concentran “87% del índice de criminalidad en el estado”.

Correo del Orinoco
 

Hacer un comentario.




Los comentarios expresados en esta página sólo representan la opinión de las personas que los emiten. Este sitio no se hace responsable por los mismos y se reserva el derecho de publicación.

Aquellos comentarios que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto y/o que atenten contra la dignidad de una persona o grupo social, este sitio se reservará el derecho de su publicación. Recuerde ser breve y conciso en sus planteamientos.