Wilmar Castro Soteldo

Gestión

31.oct.2014 / 08:55 am / Haga un comentario

14

PRENSA/GOBIERNO DE PORTUGUESA
GUANARE 30/10/14, 11:00am.-

No hubo un niño que no soltara una sonrisa. Así fue la reacción de la mañana de ayer cuando el equipo de Gobierno de Portuguesa asistió para “formalmente”, dar por rehabilitada la obra de mejoras a la escuela Papayito, en el municipio Papelón.

En el año 2008, cuando solo representaba la esperanza de la comunidad, el entonces candidato por el socialismo al ejecutivo Estadal, Wilmar Castro, visitó el centro educativo, y aunque solo era aspirante, empeñó su palabra para además de mejorarla, atender las necesidades del sector, que hasta ese entonces habían sido ignoradas por Gobiernos anteriores.

Fue desde ese recinto educativo donde Castro Soteldo, lanzó la tan polemizada frase, “no venimos a Gobernar, venimos a transformar”, que luego de obtener la mayoría de la popularidad para convertirse en Gobernador inició su aplicación.

En el acto protocolar no fue necesario la instalación de equipos de audio para interpretar el Himno Nacional, pues los niños sonrientes lo cantaron con fervor e hidalguía. Mostraron en sí, el sentido patriótico inculcado por sus docentes.

“Aquí estamos Gobernador con esta obra, para trabajar y agradecer”, dijo Doris Olivares, perteneciente a las UBCH, al tiempo que recordó que eran 40 años sin que tomaran en cuenta la institución.

Ariangel Guerra, una de los 240 estudiantes del plantel y cursante del segundo grado, quien con tan sólo seis años, se atrevió a agradecer, “primeramente a Dios y a Wilmar Castro”, por los arreglos a la escuela.

“Una obra en un caserío que en cualquier Gobierno sería insignificante (…) esta revolución se viene al campo, invierte en salud, en educación, a pesar de la guerra en la que estamos sumergidos”, dijo el comandante Castro Soteldo.

Aseguró que estos son tiempos en que la conciencia de esperanza y de bondad debe aflorar. “Esta obra no es un gasto, es una inversión, es moral, pudimos haberlo hecho en la ciudad; donde va la prensa, pero no estamos aquí (…) nadie se acuerda de estos pueblos”, reflexionó.

Asimismo reiteró que como esa escuela, hay once en el estado, ampliándose para que los niños tengan espacios dignos. “Es un compromiso nuestro como educadores que somos todos: que este momento que estamos viviendo, no se pase. Debemos entender la forma como nos valoramos y nos relacionamos unos a otros, aquí”.

Reconoció la labor colaboradora de los maestros y el pueblo que participó en la conclusión de los trabajos.

Dijo que mientras menos dinero se aporte y más colaboración se logre, es más importante la obra, aseguró que se pone de manifiesto el trabajo voluntario y la verdadera solidaridad; lo fundamental que se debe sembrar. “El valor no es el monto, el dinero tiene límite, la voluntad y la bondad no”, dijo.

 

Hacer un comentario.




Los comentarios expresados en esta página sólo representan la opinión de las personas que los emiten. Este sitio no se hace responsable por los mismos y se reserva el derecho de publicación.

Aquellos comentarios que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto y/o que atenten contra la dignidad de una persona o grupo social, este sitio se reservará el derecho de su publicación. Recuerde ser breve y conciso en sus planteamientos.