Wilmar Castro Soteldo

Politica

29.oct.2014 / 08:21 am / Haga un comentario

DSC_01161111

El gobernador del estado Portuguesa hizo un llamado al pueblo a mantener  la esperanza por la vida, la paz y la felicidad, “la que enseñó Chávez en el ‘por ahora”, y aseguró que la han querido destruir y sustituir mediante la imposición de la cultura del odio.

Desde el sector Santa Lucía del Cerro en el municipio Ospino, en la inauguración de un liceo, construido por la Misión Ribas en la zona montañosa, Wilmar Castro pidió llenar el alma y el espíritu de fuerza y fe.

Dijo que los ataques contra la paz ya habían sido alertados: el poder de todos el enemigos con sus perores armas,  la posible contaminación las aguas, los asesinatos selectivos, la aplicación de guerras bacteriológicas y epidemias. “Todo lo hemos venido desnudando”, recordó.

Señaló el Gobernador bolivariano, que sectores perversos han querido sembrar en el inconsciente del pueblo y en especial el de los jóvenes, patrones de violencia, de sexo, de lujuria, de alcohol, de egoísmo y de competencia, para fracturarse unos a otros y desechar al que tiene debilidades.

Ante eso, Castro Soteldo dijo que están el amor, la bondad, la solidaridad, la cooperación, y muestra de ello es el esfuerzo mancomunado para la construcción de la Escuela Santa Lucía, construida  con el apoyo conjunto del Gobierno Nacional, Estadal, Municipal y el pueblo, como protagonistas que hicieron realidad la obra. “Más allá de la infraestructura y su equipamiento, esta obra viene a fortalecer corazones, almas y espíritus. A hacernos unidos”, acotó.

Alertó al pueblo para que esté atento ante el combate permanente contra el pueblo. Apuntó que hay quienes quieren tomar posesión del país, política y económicamente, para destruir el proyecto político.

Mantener espíritu victorioso

El gobernador de la entidad llanera recordó que Chávez en la fase terminal de su enfermedad mostró estoicismo. Caminó con el pueblo y alcanzó y seguirá alcanzando extraordinarias victorias. “Sabía el destino que nos esperaba; por eso nos preparó para grandes victorias”.

Contó que días después del 7 de octubre cuando  Chávez resultó electo con 54.42%, obtuvo veinte gobernaciones más el Distrito Capital y que en seguida de su deceso físico, el presidente Nicolás Maduro, “con el dolor logró el triunfo más difícil”, cuando  arreció la guerra contra el proyecto político.

Reseñó Wilmar Castro, que “el 8D, Día de la Lealtad” se reafirmó la cuarta victoria del espíritu del Comandante Supremo de la revolución, y aseguró que seguirá victorioso contra esas guerras en las que  el imperio viene con bombas, misiles mediáticos y reales. “No volverán”, gritaron los asistentes a la inauguración.

 

Hacer un comentario.




Los comentarios expresados en esta página sólo representan la opinión de las personas que los emiten. Este sitio no se hace responsable por los mismos y se reserva el derecho de publicación.

Aquellos comentarios que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto y/o que atenten contra la dignidad de una persona o grupo social, este sitio se reservará el derecho de su publicación. Recuerde ser breve y conciso en sus planteamientos.