Wilmar Castro Soteldo

Politica

25.jul.2014 / 06:48 pm / Haga un comentario

Guanare, 17 de Julio de 2014

Instalación de asambleas para el debate de las propuestas que presentaron las Unidades de Batalla Hugo Chávez, en el marco de la realización del III Congreso del Partido Socialista Unido de Venezuela;
¡Por el Legado del Comandante Supremo Hugo Chávez la militancia
psuvista entra en debate!

A continuación transcripción del discurso del gobernador Wilmar Castro;

Muy buenos días a todos y a todas; mi felicitación a todos los compañeros del equipo político estadal y los equipos políticos municipales de este cono occidental o cono sur de nuestro estado, por el esfuerzo que hemos hecho el día de hoy 17 de julio del año 2014, para este encuentro que ha de ser el preámbulo de quizás el evento político más importante en nuestra historia como revolucionarios y revolucionarias que vamos a enfrentar. Este ha de ser el evento político más excepcional que, dada la coyuntura política que estamos viviendo, debemos asumir con verdadero compromiso, con verdadera madurez, con verdadera conciencia patriótica y revolucionaria, y me voy a permitir quizás por primera vez leer algunas reflexiones como metodología para poder hilvanar de manera bien ordenadita y bien sistemática algunas reflexiones que son fundamentales para tener presente este día y el próximo 20 de julio.

DSC_02301111

La primera de ellas tiene que ver con la autocrítica, nuestra autocrítica; esa autocritica constructiva y propositiva; autocrítica que nace del error cometido de no haber invitado a este acto a todos los equipos parroquiales de nuestro cono, que era fundamental y es fundamental que hayan estado presentes en este evento; autocrítica que tiene que ver con no haber invitado a toda la estructura de nuestras UBCH, de las 365 UBCH que conforman estos 7 municipios, para compartir con nosotros estas extraordinarias reflexiones que nos llenan de orgullo verdadero, de orgullo patriótico y revolucionario que han expuesto los compañeros voceros de cada uno de los municipios seleccionados por ustedes; autocrítica que tiene que ver también con la necesidad de afianzar mucho más la disciplina revolucionaria de nuestro cuadros fundamentales en el tema del cumplimiento de la hora y de los espacios y de los tiempos; que muchas veces le damos larga, le damos tienda, le damos cuerda a los eventos que tenemos cumplir como tal, y terminamos pues alargando y distorsionando una realidad que en estos momentos de coyuntura política nos demanda una férrea, estricta disciplina revolucionaria, como contraparte de esa autocrítica de la cual asumo la plena responsabilidad como guía político del partido en el estado

.DSC_02161111

También es importante destacar, es importante destacar hoy a 497 días de la muerte de Hugo Chávez, a 458 días del triunfo de Nicolás Maduro, es decir, en casi quinientos días de la crisis estructural más profunda y grave que nuestro partido ha tenido; este partido revolucionario, bisoño, nuevo, recién creado, ha garantizado al pueblo venezolano, ha garantizado al continente suramericano la permanencia y avance y profundización de nuestra revolución bolivariana, y Portuguesa ha sido punta de lanza en esa contribución.

Portuguesa ha hecho aportes significativos a ese sostenimiento. Este partido
ha sido garante de la paz, de la tranquilidad y del sosiego que nuestro país, que nuestra sociedad, han estado viviendo en estos casi quinientos días de enormes crisis internas por lo que significó la muerte del camarada Hugo Chávez y por lo que significó también la enorme responsabilidad heroica, estoica de gladiador, que el compañero Nicolás Maduro recibió de ese gigante Hugo Chávez, y que ha sabido allí, a pesar de los ataques inmisericordes, a pesar de los ataques inclementes, de los ataques bastardos, mantenerse allí como una verticalidad, como un verdadero compromiso y sin desviar los objetivos históricos del Plan de la Patria como guía política. Eso es gracias a este partido, y que me disculpen los compañeros y compañeras, amigos, amigas, camaradas revolucionarios de las distintas organizaciones políticas que acompañan a la revolución, si peco de sectario o si peco de ególatra, quizás cuando me refiero a la grandeza de este partido. Porque tenemos que ser justos también en reconocer los avances y los logros que hemos tenido, como somos implacables con la crítica cuando tenemos que hacerla, y eso es algo que nadie no nos puede negar y que nadie nos puede quitar, camarada
(1) Luis; nadie nos los puede quitar. ¡Qué nos falta mucho por avanzar! ¡Por
supuesto que sí! Ningún partido en la historia de la humanidad, en la historia que se conoce de la humanidad, en apenas 5 años, 10 años, 15 años, ha logrado consolidarse. No logró el partido comunista soviético en los setenta y pico de años que tuvo de revolución; no lo ha alcanzado todavía comunista chino en los más de setena y pico de años que tiene de formación; no ha alcanzado el partido comunista cubano en los más de sesenta años que tiene de conformación, y esto obedece sencillamente a que el partido político como institución social que es, como creación del ser humano que es, además con una enorme responsabilidad de ser el responsable de la guía, de la conducción de un pueblo fuera de los espacios de gobierno, no es sencillo lograr consolidarlo como eso que quisiéramos todos de manera ideal.

DSC_01171111

No es posible; pero tampoco es imposible. Es la tarea que tenemos, y en ese contexto histórico, político, social es donde tenemos que ver esta gran responsabilidad del día domingo 20, cuando nos convoca nuestra dirigencia a prácticamente refundar nuestro partido, nuestro naciente, bisoño y recién creado Partido Socialista Unido de Venezuela, y por eso la importancia de que hoy los 1.680 cuadros convocados a este encuentro, tengan la claridad meridiana como ya  pudimos apreciar en los pronunciamientos que los camaradas voceros por municipios han traído, es fundamental que nosotros salgamos ahora como ese ejército que siempre hemos sido: victoriosos en las campañas electorales, a convertirnos ahora en el ejército victorioso de la gran construcción de lo más difícil que tiene toda revolución, que es la construcción de la conciencia revolucionaria, de la súper estructura socialista necesaria para hacer irreversible este proceso que nos legó el camarada Hugo Chávez. Es responsabilidad de este ejército parido y creado por Chávez, salir a construir eso que (2) Alí Rodríguez decía: “El Chávez que siempre fue Chávez”; ese muchacho, ese joven, ese hombre, ese cadete, ese comandante que desde sus inicios, venía con un sueño, hizo de ese sueño una praxis cotidiana y lo fue concretando en sus 58 años de vida. Fue coherente de manera permanente, histórica, con lo que soñó, con lo que pensó, con lo que dijo y con lo que hizo. Entonces, este ejército de cuadros revolucionarios de nuestro partido, tiene esta inmensa tarea, que no es una tarea sencilla; solamente comparen ustedes que seguramente lo hacen los que son trabajadores, que han querido montarle “empresitas”, como los muchachos de la juventud por ejemplo, que intentaron montar allí en un localcito que le asignamos, una empresita de la juventud, para brindar servicio al pueblo, de bienes y servicios allí, y cómo tardaron, cómo les costó, cómo buscaron y al final, bueno, sucumbieron pues. Imagínense ustedes si esa tarea tan aparentemente sencilla alcanzó tales niveles de dificultad como la que tuvieron que vivir estos muchachos para intentar llevar adelante esa pequeña empresa para su sobrevivencia y la de su familia, para la construcción del bienestar material de sus seres queridos; imagínense ustedes si será sencillo construir un partido que ha de ser la guía de millones de seres humanos, que tiene la responsabilidad de transformar la conciencia, el alma y el espíritu de esos millones de seres humanos; pero además de eso, que tiene el enrome responsabilidad de guiar a un equipo de gobierno que debe regir los destinos de una sociedad, y súmenle a eso ahora que esa sociedad es nada más y nada menos que la sociedad venezolana, que el pueblo venezolano, que tiene una historia patrimonial, que tiene una historia heroica, que tiene una ubicación geopolítica vital para la sobrevivencia del continente, que es un referente mundial para los pueblos oprimidos del mundo, como modelo político. Imagínate tú, Luis Carrizales, si es fácil esa tarea; imagínate, Franklin González, si es sencilla la tarea, si es mamadera de gallo el compromiso en el que estamos metidos, o si es una vulgar una jodedera de jóvenes muchachos o viejos resentidos, la que tenemos que llevar por delante, o si simplemente leyendo los periódicos, los pasquines, los folleticos que día a día nos llegan. Vamos a resolver eso. Ustedes me piden a mí y yo lo acepto y lo acato y lo respaldo y lo apoyo 100%, que el gobierno tiene que ser gobierno y el partido tiene que ser partido, y que ha de ser el partido el que guie la acción del gobierno. Lo comparto 100%, y como comparto eso 100%, les quiero pedir de corazón que me permitan el día de hoy en este momento no ser el gobernador de Portuguesa; permítanme ser el dirigente del partido, permítanme expresarme como militante del partido. Déjenme ser militante del partido por un segundo y saquen al Gobernador de Portuguesa un rato de este recinto, para que reflexionemos a calzón “quitao” lo que tenemos que hacer, lo que debemos que hacer juntos como una sola maquinaria, como un solo cuerpo social y tengan la seguridad que daré mi alma y mi vida para acompañarlos, para compartir con ustedes esas lecciones que hoy estos 8, 7 compañeros me han dado y nos han dado quizás a muchos de nosotros, porque de otra manera es imposible que tú deslastres, que tú te quites esa coraza burocrática que te acosa, si apenas asomas la nariz a una esquina a una calle, como a veces lo hacemos de manera espontanea, y entonces te caen 20, 30, 40 personas a pedir una beca, a buscar la solución de un problema, a buscar una respuesta a algo que algún burócrata no le ha dado, y que no le queda a uno chance absoluta a ponerse a meditar, cómo construimos la instancia más importante de nuestra sociedad y de nuestra patria, que es el partido de la revolución. ¡Cómo construimos políticas que permitan que esa viejita, ese viejito, ese joven, ese muchacho, no tengan que ir a perseguir a un burócrata para que le de una respuesta! Ese es el partido que queremos. El partido que le permita a ese gobernante ser un verdadero guía o hacedor o cumplidor de las respuestas, de la solicitudes, de las recomendaciones que esta enorme estructura gigantesca llamada Partido Revolucionario Socialista Unido de Venezuela, ha de hacer y ha de construir. Ahora, eso no se construye leyendo solamente el (3) Periódico de Occidente o Última Hora o El Regional, no. Eso demanda de estudios serios, profundos, disciplinados, coherentes, que alimenten nuestra sabiduría, porque la tenemos como seres humanos; que alimenten nuestro espíritu, nuestra alma y que luego nos permitan accionar. Yo había señalado en mi exposición del día de hoy, 4 grandes aspectos que pude recoger de los planteamientos que hicieron los compañeros y que se supone recoge el espíritu que ustedes en los debates propusieron. Unos aspectos vinculados a la ética, a la ética humana, a la ética política, que era la gran arenga, la arenga permanente que Chávez nos decía, que Chávez nos mostraba con su moral. Unos aspectos que tienen que ver con lo organizativo y lo político que parece fundamental para debatirlo en el seno de nuestro congreso, que ya se ha venido dando, por cierto. Unos aspectos que tienen que ver con lo económico, como lo hicieron los compañeros de Papelón y San Genaro, que celebro también. No solo el interés, la necesidad de nuestros revolucionarios en esos municipios y seguro que en todos, para ir creando nuevos espacios para el desarrollo de la satisfacción de necesidades materiales de nuestro pueblo, sino que también en el marco de esa propuesta de carácter económico, demos el debate profundo sobre el trabajo como categoría emancipadora del ser humano; que demos un debate sobre el trabajo como máxima expresión de la fortaleza y poder del ser humano, y que demos un debate también sobre la gestión que ese ser humano como individuo y colectivo le da a su espacio productivo. Crea la conciencia social, crea la conciencia revolucionaria. Creo que es importante que eso se introduzca en ese debate, asumiendo lo que decía también el camarada Alí, que nuestro partido tiene una génesis marxista como guía científica para la concesión del modelo político y del modelo social que queremos llevar adelante, como metodología de abordaje. No tenemos ninguna duda y así lo manifestó Chávez en aquel histórico discurso frente al Jardín Botánico en la autopista Francisco Fajardo de Caracas, cuando se declaró profundamente antiimperialista, profundamente socialista, profundamente bolivariano y profundamente marxista, también.

DSC_01171111

Entonces, esos aportes desde del ámbito de la satisfacción de las necesidades materiales de nuestro pueblo que tienen que estar vinculado a lo económico, debe ir también la gran tarea del partido para abordar la espiritualidad, el alma, la conciencia, lo intangible, que es lo que nos hace a nosotros sólidos, fuerte, robustos, como un solo bloque. Y me voy a atrever a poner un ejemplo y por favor no lo tomen de manera malsana, no.

El ejemplo de la iglesia, cualquiera de ellas que sea. La católica, la budista, la hinduista, la musulmana, la evangélica; cualquiera de ella. ¿Por qué vamos todos los días o los días previstos de acuerdo a la disciplina religiosa de dicha iglesia, a oír la palabra, la palabra, del texto bíblico islámico, judaico, hinduista, taoísta que nos guía como seres humanos, a qué vamos? ¿Vamos a pedirle un crédito al pastor o al cura para terminar la casa y comprar un lío de zinc, o para hacer un mercado o para comprar un carrito en (4) Venirauto o para hacer unas cloacas y unas aceras en un pueblo? No, verdad, no. Y si hay instituciones que tienen dinero para tirar para el techo, son las iglesias. Si no por allí jurunguen las riquezas que tiene la iglesia católica allí en el Vaticano, o las iglesias sionistas que se financian con toda la fortuna de los multimillonarios que en el mundo han venido chupándole la sangre a los pueblos. Pregúnteles si tienen platica. Les aseguro que cualquiera de ella puede tener 3, 4, 5 y hasta 10 veces más dinero que cualquiera de los gobiernos nuestros. Sin embargo, nadie va a pedirle un lio de zinc al padre (5) Marín ni unos bloques para hacer una casa, con el respeto y cariño que al Monseñor Marín le tengo. ¿Que vamos a buscar allí? Fortaleza espiritual, fe, esperanza, amor, bondad, encuentro, para tocarnos, sentirnos, olernos y de repente compartir allí nuestras alegrías y nuestros pesares. El partido político como instancia no gubernamental y como instancia no religiosa, cumple ese mismo rol en el seno de la sociedad; pero no focaliza ese esfuerzo en el debate de la creencia religiosa, que muchos por perjudicar a nuestra organización, han pretendido decir que es que los comunistas y socialistas son unos ateos impíos que no creen en nadie, no. Es una vulgar estrategia para afianzar en nosotros grandes mentiras que nos permitan estar fracturados, que nos permitan conformar una ética antiética, antihumana. Por eso el partido es ese espacio para que el laico, que creo que así se llama los que no participan en una práctica religiosa específica, pues; para el no militante religioso, que es quizás la más grande mayoría de población del mundo, de los 8 mil millones de habitantes del mundo, por lo menos más de 4 mil millones de habitantes, es decir, más de 50% no es practicante de ninguna religión, y por eso es que la política no puede ser una praxis pirata; tiene que ser una praxis científica, porque la política incluye en su debate no solo a ese ser humano que no es militante ni practicante religioso, no. Lo incluye a él, lo considera él, trabaja con él, construye con él; pero también incluye al otro, al otro que no es militante. Permítanme leer aquí una frase del capítulo 2, versículos 45 y 46 del libro de los Hechos en un trabajo que sobre ética política, que me tocó presentar en la Universidad de los Llanos. Permítanme leerlo. Cito textualmente: “Libro de los hechos capítulo 2 versículo 44 y 45. Todos los creyentes se mantenían unidos y tenían todas las cosas en común y vendían sus propiedades y sus bienes y lo repartían entre todos, según la necesidad de cada uno”. Esto no lo dijo Carlos Marx ni lo dijo Antonio Granchi. Esto lo hizo o lo escribió unos de los apóstoles o de los profetas que en el libros de los Hechos que recoge este parte del texto bíblico, la génesis del comunismo primitivo como ciencia política, como génesis del socialismo que estamos llevando adelante. Déjenme leerles, permítanme por favor algunos elementos que el compañero Hugo Chávez, creyente católico cristiano como siempre fue, no lo hizo como una simple estrategia política mediática para ganar adeptos, no. Es más, creo que no ha habido Presidente alguno en este país que haya sido tan odiado, tan repudiado por la cúpula cínica e hipócrita de la iglesia cristiana. Creo que no ha habido, y sin embargo Hugo Chávez, creyente y practicante de la palabra bíblica, jamás dejó de extenderles la mano jamás, dejó de apoyar al humilde, al cristiano a ese crístico que siempre estaba allí con Jesús, con Judas, con Alá, con los guías espirituales, con Moisés, con cualquiera de ellos en la procura, no solo del bienestar material, sino del bienestar espiritual también. Entonces, en el tratamiento de los aspectos éticos que en nuestro partido hay que debatir, tenemos que remitirnos al génesis de los conceptos que fortalecen la ética socialista. El primero de ellos, según lo que establece el texto del profesor Ángel Martín Sánchez, sacerdote por cierto, creo que marxista, filosofo, en su libro Crítica, Introducción a la Ética y Crítica de la Moral. ¿Qué dice el profesor (6) Ángel Martín Sánchez? Y fueron elementos que se tomaron, repito, para alimentar la ética de nuestros revolucionarios. ¿Qué dice? La ética marxista es la antítesis de la moral burguesa: individualista egoísta, clasista, discriminante, opresora y teocrática. Esa es la ética capitalista. Carlos Marx dice: la ética socialista es la antítesis de eso. Es decir, la ética socialista, según Marx, debe ser no individualista, es decir, colectiva; no egoísta; es decir, solidaria; no clasista, es decir, una sola clase; no discriminante, es decir, incluyente; no opresora, es decir cooperadora; no teocrática, es decir, laica, de todos. Que no sean las teocracias asumidas desde la posiciones elitescas de los grandes gurúes de la intelectualidad académica o de la intelectualidad religiosa la que la defina: Carlos Marx. Eso lo dice Carlos Marx. Es la ética marxista, y dice Marx, y por eso hacía acotación al aporte que los compañeros de San Genaro y Papelón decían sobre las relaciones económicas. Dice Marx: “Las relaciones de producción condicionan la vida práctica y determinan la conducta, determinan la condición de clase, determinan lo verdadero o lo falso, determinan lo bueno o lo malo”. Por lo tanto, dice Marx, no hay un dogma moral. La dialéctica pura, el materialismo dialectico, profesor (7) Pedro Chapón, que debe estar por ahí con la cabeza sudada, pura, como guía científica para el debate del partido. ¿Qué dice la ética de la liberación, sacada de los textos de (8) Freire y de los curas de la liberación de la teología de la liberación, qué dice.DSC_02781111

Leo textualmente: “Opuesta a la ética de la dominación fundada en la teología de la liberación”. José Ignacio Yacuría, jesuita asesinado por las hordas represoras de la ultraderecha salvadoreña, era un fiel exponente de estos conceptos; Ignacio Romero, cardenal salvadoreño, asesinado por las manos criminales fascistas del Ejército salvadoreño; Fray Beto, que todavía vive gracias a Dios, han hecho aportes importantes a este concepto de la ética. Parte de la inmoralidad de la injusticia y la opresión de los más pobres: los excluidos. Se apoya en la verdad de Cristo. Dice: ¿Cuál es la verdad de Cristo?: “La verdad os hará libre”. De allí se agarraba el camarada Chávez, en el respeto a todas las creencias espirituales de nuestro pueblo para la construcción de la ética, de la nueva ética socialista. Luego viene la ética de la corresponsabilidad, la corresponsabilidad. Dice el texto: “Su fin es la perfección y la felicidad de cada miembro en y con la totalidad”. La solidaridad, la solidaridad expresa la condición ética de la vida humana. Repito esto: la solidaridad expresa la condición ética de la vida humana. Es una empática comunión de afectos, llamada a traducirse en comunión de efectos. Oigan bien lo que digo: es una empática comunión de afectos, es decir; de cariños, de amores, de bondad, de respeto entre nosotros, que deben convertirse en una comunión de afectos, es decir, de resultados contundentes de transformación de nuestra realidad miserable. Esa es la solidaridad. Esos planteamientos definen la ética socialista de nuestro proyecto, plasmado en el plan Simón Bolívar, proyecto ético socialista bolivariano. Plan Simón  Bolívar, Proyecto Nacional Simón Bolívar. Fin último de ese proyecto: la suprema felicidad para cada ciudadano. Los retos para alcanzar ese fin último: superación positiva de la miseria y la pobreza material y espiritual. A veces debatir estas cosas, parecieran aburridas, incomodas; pero son vitales, y si eso amerita amanecer, dormir, morir por ello, estamos dispuestos a hacerlo. No nos vamos a desmayar, no nos vamos a amedrentar. Eso es lo que nos va a hacer invulnerables, eso es lo que hizo inmortal a Cristo, eso fue lo que hizo inmortal a Gandhi, y eso fue lo que hizo inmortal a Chávez. La moral, la ética, la perseverancia. Retos para conseguir ese fin último: superación positiva de la miseria y la pobreza material y espiritual. El reto de nuestro partido es cómo supera la pobreza espiritual de nuestro pueblo, la pobreza de conciencia de nuestro pueblo y cómo nos convierte en millonarios, en multimillonarios espirituales, consientes revolucionarios. ¿Cómo nos convertimos en eso? Para que esa pobreza material que nos tiene matando unos a otros en esa perversa guerra económica que ha puesto a nuestro pueblo a pelear y a robar a su propio pueblo, como praxis divisionista del capitalismo perverso, la derrotemos y que no se pare más nunca. Construcción de un estado ético, es el otro reto. Civilidad es otro reto. ¿Qué quiere decir la civilidad? Cada ciudadano se hace responsable de la vida pública. Lo que decía en sus palabras quizás el compañero Carrizales, y lo señalaron los otros compañeros (9) Artigas y el compañero de Unda. La corresponsabilidad que hace esa civilidad, es que nosotros como pueblo y especialmente los militantes revolucionarios, asumamos con tanta, con más o con igual responsabilidad, los éxitos, los errores y los fracasos también de nuestro gobierno. Esa es parte de la tarea, porque es muy estar sentado allí y pedir agua. Difícil estar de este lado y poder darle agua a todos cuando solo tenemos un vasito nada más, y mil trabas y mil batallas. El reto es cómo buscamos agua, producimos agua, construimos agua, y así como dice el libro de los Hechos, la repartiros de manera justa entre todos. Crear una nueva institucionalidad y el partido ha de ser esa nueva institucionalidad, y aquí aprovecho. Ustedes me disculpan que creo que estoy gritando mucho; pero es que tengo un oído tapado, tengo un tapón en el audio, entonces medio oigo, me medio oigo. Por eso tengo que gritar para ver si me oigo. Aprovecho este reto que está ahí, de nueva institucionalidad, que tiene que ver con la creación de nuevos espacios con nuevas estructuras de valor, y aprovecho la presencia aquí de compañeros de la comuna de Belén, ¿Donde están por ahí? Allá están los camaradas. Por ahí está el catire, que no pudimos reunirnos. ¿Dónde está catire? Por ahí anda. Aprovecho la presencia de los compañeros comuneros en donde hay algunos camaradas que en el debate por la construcción de las comunas, me acusan a mí de querer institucionalizar las comunas. Bienvenida esa crítica. Yo solamente les digo y qué acaso es las leyes de poder popular, qué acaso es la misma Ley de las comunas, qué acaso es la creación del Ministerio de las Comunas. ¿ No es acaso una institucionalidad precisamente creada para impulsar una nueva institucionalidad, no es acaso la comuna en sí una nueva institucionalidad? Entonces de qué estamos hablando. ¿Cuál es la raíz del debate? Crear la institucionalidad bajo estos parámetros éticos que están recogidos en la Constitución, en el Proyecto Simón Bolívar, que fue antecesor del por ahora (10) Plan de la Patria y que están recogidos en esas leyes del poder popular.

Entonces, muchas veces el no conocimiento exacto y correcto de los contenidos teóricos de la política o de los principios revolucionarios como tal, nos llevan a asumir posiciones aparentemente contrarias que en el fondo, que cuando se revisan y se debaten allí, terminan siendo enormes coincidencias.

¡Ah, pero es que yo no sabía esto, yo no conocía aquello! ¡Que hay errores en la praxis para alcanzar esa nueva institucional, no tengo la menor duda, no la tengo! ¿O es que acaso que algunos de nosotros no la ha cometido, lo ha hecho todo perfecto? ¡Ah, pero porque cometimos ese error, hay que a despotricar, al que lo hizo, a volverlo leña, a execrarlo y mandar a la porra todos estos preceptos señalados en los textos para la construcción de nuestra sociedad socialista! Entonces, es ahí donde dice el compañero Marx, no hay dogma, hay tesis y antítesis, hay idea lógica. Y entonces el debate será en la supremacía de esa lógica cargada en los principios estrictamente científicos y morales que soportan al modelo versus el fariseísmo, versus el reformismo, versus el individualismo, versus el egoísmo, versus el resentimiento: cáncer perverso que nos sembró el capitalismo y que nos ha mantenido en una pelea constante, de ‘quítate tú pa’ poneme yo!’. Esa es la gran batalla que tenemos que dar y que a veces nos da miedo verla, porque a veces nos sentimos identificados y retratados allí y nos falta muchas veces humildad para reconocerlo. Yo públicamente pedí disculpa a un compañero que asumí, había ofendido en un encuentro de comuneros y comuneras. Públicamente lo hice y lo reitero. Sin embargo lo que he recibido de ese compañero, ha sido más odio, más insultos y más improperios contra mí. Nuevamente le reitero mi afecto, mi respeto y mi corazón abierto para que debatamos con moral, con ética, el tema de las comunas y alimentarme de su sabiduría, alimentarme de lo que él sabe, que es un doctor en eso y ver si yo humildemente pueda aportar algo, que con todo cariño lo haré, porque no hay absolutamente nadie en el planeta Tierra, graduado de doctor en creación de comunas, no existe. Nadie se ha graduado en esa vaina. Eso lo estamos pariendo desde aquí, lo estamos pariendo desde abajo; pero aquí sería mezquino, y permítanme aquí quizás un acto de soberbia. Aquí sería mezquino negar, sería egoísta negar y ocultar que, en este estado cuando llegó Wilmar Castro, no se comenzó a hablar y a debatir el tema de las comunas y no se asumió el tema de las comunas como línea estratégica para la creación del nuevo Estado. ¿Es falso o cierto esa vaina? Entonces, nadie puede ocultar eso. ¡Ah, que no es la forma correcta, busquémosla pues, construyámosla! Pero aquí nadie puede decir que Wilmar Castro es enemigo de las comunas, ¿o es que acaso aquí antes se debatía como se ha debatido ahorita ese tema? Ese es parte de lo ético también. Y en esas comunas deben estar incluidos los opositores del gobierno; los militantes de la (11) MUD tienen que estar incluidos en esas comunas, porque esos son habitantes también de la comuna, y con ello hay que construir la patria, ¿o es que nosotros vamos a crear comunas fascistas que asesinen y envenenen como lo hicieron y como lo está haciendo el gobierno sionista de Israel allá a los Palestinos o como lo hicieron los nazis con los judíos en la época. ¿Esa es la comuna que vamos a construir? Díganme ustedes. Entonces, ¿qué vamos a hacer con esos compañeros? Vamos a incluirlos, vamos a ponerlos a trabajar, vamos a ponerlos a solidarizarnos, ¿o es que acaso esta patria la vamos a construir solamente con los chavistas? ¿Y los demás qué hacemos? ¿Los asesinamos? ¿Los metemos en cámara de gases? ¿Los envenenamos? ¡Ah, vamos a convencerlos entonces con el ejemplo, con el trabajo, con moral, con ética, con esfuerzo, con esfuerzo. Esa es la ética socialista que nosotros aprendimos de Chávez y que con él hemos ayudado a construir. Entonces, hay camaradas que han salido al debate público en el marco de la coyuntura política actual, a cuestionar al camarada Maduro, porque el camarada Maduro llamó a los sectores empresariales, porque el camarada Maduro se reunió con la oposición, ¿o es que acaso Nicolás Maduro fue electo Presidente exclusivamente de los militantes del PSUV? Pregunto: ¿Es acaso Nicolás Maduro el presidente de todos los venezolanos? ¿Es el Presidente de todos los venezolanos? Entonces, ¿qué hace con el resto? Esa es la tarea del partido. ¿O es que acaso Wilmar Castro fue electo aquí únicamente para ser Gobernador de los militantes del PSUV y del Polo Patriótico, de los 184 mil que por él votaron en la primera elección y el resto de los 700 mil, ¿los fusilamos, los lanzamos al río? No, eso no es socialismo, eso es fascismo, eso es crimen, eso es genocidio, eso es maldad, eso es odio, y los revolucionarios y las revolucionarias no pueden llamarse como tales, si sienten odio por ese prójimo; si sienten rabia por ese prójimo. No puede pueden llamarse, camaradas. Ese es el partido que tenemos que construir con esa ética. Eso no quiere decir que sea un partido de alcahuetas, no. Eso no quiere decir que no sea un partido combativo que defiendan sus principios y su valores, no. Eso quiere decir que es un partido con una enorme moral y con una enorme ética profundamente humana, cristiana, marxista, socialista; pero por encima de todo eso, profundamente chavista, y Chávez fue un amante de la vida, del amor y la bondad, del desprendimiento, de la unidad. Ese el reto, camaradas. La construcción colectiva de esa verdad, que no la tiene absolutamente ninguno de nosotros, ninguno de nosotros la tiene; pero que quizás entre todos en ese debate hermoso que hemos venido dando, la vamos construyendo, y ahí va surgiendo nuestra verdad, la verdad de todo el pueblo venezolano con su modelo de desarrollo, con su modelo político, con su Constitución. Ese es el reto. El otro reto que tiene que ver con lo que hablaba, es la tolerancia activa militante tolerancia, tolerancia activa militante, dice aquí, ¿y qué dice eso? Pluralidad y respeto por encima de todas las cosas. Respeto es una de las condiciones humanas más importantes del ser vivo. El respeto: la aceptación del otro como lo otro que es o como el otro que es, en una relación de convivencia. Si eso no lo sabemos, si eso no lo entendemos, si eso no lo conocemos, somos unos grandísimos piratas, antirrevolucionarios antipartido, antipatria. Entonces, tenemos que profundizar ese debate. Así como exigimos respeto, tenemos que dar respeto también, y para eso tenemos que formarnos.DSC_01431111

En ese contexto histórico político se da nuestro congreso, se este hecho
político trascendental para el partido, el primer partido, el primer congreso sin la presencia física de Chávez; pero el primer congreso en donde el alfa, el espíritu y corazón de Chávez está más arraigado y afincado en cada uno de nosotros. Entonces, tenemos que hacerle honor a eso, honor, honor, honor a ese legado. Ese es el más grande legado que Chávez nos ha dado. ¿Qué característica tiene el sistema ético, socialista, bolivariano, 12Proyecto Nacional Simón Bolívar, no lo estoy inventando yo, Proyecto Nacional Simón Bolívar? Lo pueden buscar en la página del partido. Primera característica, el amor como supremo valor de la vida; el amor como supremo valor de la vida.
Segunda característica, corresponsabilidad moral. Tercera característica, ser social colectivo, es decir, no individualista, no irresponsable. Cuarta característica, respecto a los derechos humanos de primera generación.
¿Cuáles son esos derechos humanos de primera generación? Los derechos
civiles y los derechos políticos, los derechos a la libertad, a la vida, a la libertad de conciencia, a la libertad de pensar, a la libertad de expresarse libremente. Esos son los derechos humanos fundamentales de primera generación: derecho respeto, a los derechos humanos fundamentales de segunda generación. ¿Cuáles son los derechos humanos de segunda generación? Los derechos de tipo económico, los derechos de tipo social y los derechos de tipo cultural. Respeto a esos derechos. Esas son las características fundamentales de nuestra ética. Sexto, respeto a los derechos humanos de tercera generación. ¿Cuáles son esos derechos humanos de tercera generación? Nacer y vivir en un ambiente sano: quinto objetivo histórico del Plan de la Patria. Nacer y vivir en un ambiente sano, nacer y vivir en una sociedad en paz. Ahí está recogido, camaradas, la esencia, la génesis, el meollo, el fundamento de nuestro proyecto ideológico, teórico chavista que ha de convertirse en la guía teórico-práctica, ideológica y cultural de nuestro partido. El chavismo que tiene como características fundamentales estos elemento que definen nuestra ética, que definen nuestra moral y que definen nuestro reto y visión de vida. Esa es la tarea, camaradas delegados, que ustedes tienen para este congreso, que no es un congreso para ir a medir fuerza particulares, que no es un congreso para ir a drenar los resentimientos y hacer catarsis de los complejos que algunos dirigentes han venido acumulando a lo largo de su trayectoria política, e ir allí entonces a descargar su incapacidad y su inmoralidad en la responsabilidad de otro, porque eso es lo que hacen, generalmente: descargan su incapacidad y su inmoralidad en otros. Lo que no fueron ellos capaces de hacer o construir, ¡ah, eso es culpa de fulano, eso fue culpa de zutano, o eso es culpa de estos guaros que son unos sectarios, no. Nuestro congreso tiene que ser para alimentarse de esas extraordinarias ideas que estos camaradas que ustedes hoy escogieron como voceros y estas reflexiones que hemos venido dando en el seno de nuestro partido y que además con moral y con ejemplo lo podemos decir, porque hemos sido victoriosos en todas las batallas que la revolución que ha tenido que dar acá en el estado Portuguesa, bueno, tenemos moral para decirlo pues. Entonces, vamos a ese congreso a expresarnos como la vanguardia, como la punta de lanza de la revolución bolivariana y chavista de Venezuela, que es Portuguesa con estos mensajes, con estos aportes, con estas ideas, a defenderlas, a impulsarlas, a profundizarlas, para que una vez más Portuguesa sea y siga siendo, el ejemplo que muchos estados en el país quisieran seguir, por el comportamiento, la fortaleza de su pueblo y el compromiso de su pueblo con la revolución bolivariana y con Chávez. Muchísimas gracias, camaradas. El domingo, todos a movilizarse a votar por sus delegados.

¡Un gran abrazo y mi cariño para todos!

Referencias 

(1) Luis Carrizales, representante o miembro de la Juventud del partido socialista unido de Venezuela
PSUV Municipio Guanare.

(2) Alí Rodríguez, ex-alcalde y militante del Partido Unido Socialista de Venezuela, en el municipio
Guanarito.

(3) Periódico de Occidente, Ultima Hora y El Regional, diarios de circulación en la entidad.

(4) Venirauto Portuguesa, empresa mixta en el estado para la venta de vehículos nuevos.

(5) Monseñor Rodrigo Antonio Marín, Vicario General de la Diócesis de Guanare.

(6) Ángel Martín Sánchez. Crítica, Introducción a la Ética y la Moral.

(7) Pedro Chapón, miembro del equipo político del Partido Socialista Unido de Venezuela del municipio Guanare.

(8) Paulo Freire, filósofo y pedagogo brasileño.

(9) Julio Artigas, vocero del PSUV (UBCH), en el municipio Sucre, del estado Portuguesa.

(10) Plan de la Patria, programa de gobierno, presentado por el presidente Hugo Chávez en el año
2012,

(11) Mesa de la Unidad Democrática, estructura opositora al gobierno nacional (MUD).

(12) Proyecto Nacional Simón Bolívar, primer plan de gobierno del presidente Hugo Chávez.

 

Hacer un comentario.




Los comentarios expresados en esta página sólo representan la opinión de las personas que los emiten. Este sitio no se hace responsable por los mismos y se reserva el derecho de publicación.

Aquellos comentarios que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto y/o que atenten contra la dignidad de una persona o grupo social, este sitio se reservará el derecho de su publicación. Recuerde ser breve y conciso en sus planteamientos.